lunes, 18 de febrero de 2008

De Máwaris y Momoyes

..."En las montañas de los Andes, habitan los Momoyes. Son unos enanitos curiosos, muy viejos, con enormes sombreros redondos de alas anchas, y con largas barbas que les llegan a los pies. Los Momoyes, a diferencia de los gnomos europeos, viven en el fondo de los ríos. A veces bailan en el bosque, cuando llueve, con música de flautas y maracas. Se cuenta que les gustan las muchachas jóvenes, y más de una ha desaparecido cuando lavaba la ropa o paseaba solitaria por la orilla del río. Cuidan los campos y los páramos, y tal vez por eso asustan a los turistas. A veces extravían las cosas de los más descuidados. O les roban los dulces, porque son muy golosos.
Los lugareños, antes de hacer algún trabajo cerca de los ríos, les hacen ofrendas de miche y chimó, para no molestarlos. Porque tienen poderes que pueden emplear para hacer el bien o el mal, según su capricho. Se cuenta de hombres que se vuelven locos cuando apresan a un Momoy para utilizar su magia. O que desaparecen de pronto.
Seguramente porque, sin saberlo, se enamoraron de una joven a la que algún Momoy le había puesto el ojo.
En una plaza de Boconó, hasta hace poco, la figura de piedra de un Momoy vigilaba severamente la salida del pueblo, cerca del trapiche.
Un día desapareció. A lo mejor se movió solo. A lo mejor otro Momoy se lo robó."
Artículo Completo aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir