jueves, 23 de octubre de 2008

Cómo se formó Boconó

Los primeros pobladores que tuvo Boconó, después de la conquista, vinieron de varios países de Europa, especialmente de España y de Italia. Llegaron por el Lago de Maracaibo. El calor sofocante durante todo el año, al cual no estaban acostumbrados, los obligó a buscar un sitio cercano que fuera de clima fresco. Viajando por barco hasta la Ceiba, siguieron en bestias y casi todos cubrieron un valle fresco y ameno, poco poblado, todavía con algunos indígenas que cultivaban maíz, hortalizas y algunos granos. Este valle con sus cerros reverdecidos, les llamó mucho la atención. Se les parecía en algo a algunos pueblitos europeos. Resolvieron quedarse. Al principio con muchas dificultades de alojamiento.
Los terrenos no tenían valor alguno, pertenecían al Rey de España, que les regalaba a los solicitantes si habían prestado algún servicio a la corona española.
Los servicios principales a la corona española, eran combatir a los indios. Los indios, en verdad, fueron los primeros dueños; pero no tenían papales. Los amanuenses del Rey, empezaron a hacer escrituras. Si alguien había matado a un indio por alguna causa baladí, merecía un pedazo de terreno que le escrituraba el Rey de España.
Este sistema se convirtió en tradición que se ha mantenido con algunas modificaciones, a través de más de 500 años.
Obtenido el documento de propiedad redactado en español antiguo, cuyos linderos eran piedras que se clavaban en los sitios que daban a los puntos cardinales, o alguna referencia especial que fuera permanente, como un árbol, una quebrada, el cruce de un camino.
Los recién llegados apelaron a este recursos, pero al mismo tiempo de la solicitud, recibían autorización de un señor que llamaban el Corregidor de la Comarca, que era como el dueño y señor de todos los alrededores.
Con el tiempo el español antiguo, fue mejorando y los documentos adquirieron mayor valor.
En el libro "Los Orígenes de Boconó" del hermano Nectario María, no se menciona en ninguna parte del libro, quien o quienes se ocuparon de la planificación del pueblo.
Alrededor de una manzana o espacio cuadrado circunscrito por cuatro calles de unos cien metros, se construyeron casas. Así se formó el centro del pueblo. Pasados muchos años, a este espacio se le llamó plaza. Después de la guerra de Independencia y muerto Bolívar, se le dio el nombre de plaza Bolívar. Ahí la tenemos hoy, reciente remozada. Allí están la Iglesia Matriz y la Alcaldía, que regulan y norman la vida del pueblo.
Numa García Andrade
Fuente info.
Fotografía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir