miércoles, 3 de marzo de 2010

Tranca en El Dividive por malos olores de cloacas

Amenaza latente
Se supo que el estudiantado del Iutet acotó que si esta situación no se resolvía con factibilidad, volverían a proceder en trancar la vía para el definitivo arreglo de este servicio de aguas negras.
(JUAN PAZOS/CNP:15605) - El que haya pasado ayer por la carretera panamericana perteneciente a la zona baja del estado Trujillo, de seguro se habrá vacilado la otra leve tranca que se originó a la altura de El Dividive, parroquia capital del municipio Miranda; ya que los habitantes cercanos a la urbanización Pueblo Viejo, así como los estudiantes del Instituto Universitario Tecnológico del Estado Trujillo (Iutet), se han tenido que aguantar por varios días los malos olores provenientes de una vieja cloaca de aguas negras totalmente colapsada.

Según Raúl Rallón, son ya más de diez años en este sufrimiento, que también abarca la calle Cristóbal Mendoza. Este ciudadano junto con unos pocos vecinos, trataron de trancar la importante arteria vial, aunque dicha acción les fue infructuosa, dado que arribaron unos efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, pertenecientes a la subdivisión de Guardias del Pueblo, quienes representan a los municipios Sucre y Miranda, pero no aportaron sus identidades a la prensa regional.

Estos efectivos de verde oliva con chaleco rojo, sofocaron la peligrosa acción, ya que los protestantes decidieron colocar una serie de cauchos quemados y palos, que en muchos casos fueron pasados por encima por parte de choferes desesperados de calarse tantas huelgas trujillanas.

Ignorados

El vecino Benjamín Figueredo, expuso que han sido totalmente ignorados por parte de la Alcaldía del municipio Miranda y su corregidor Douglas Linarez, así como por parte de la gente de Hidroandes. El ciudadano expuso que ya varios comunicados fueron entregados a los organismos competentes desde el año pasado, para dar a conocer sobre los numerosos inconvenientes que este hecho acarrea, como enfermedades virales, cutáneas y respiratorias, sobretodo para infantes y ancianos.

Aseveró la misma fuente que ya estas cloacas pasaron más de 40 años de vida útil, aparte que la laguna de oxidación apostada detrás del cementerio municipal está totalmente colapsada y en estado de sedimento. Cada vez que llueve o llega el servicio de agua potable blanca, es una pesadilla para las numerosas familias afectadas.

Aparte, las tuberías son de poco diámetro y no aguantan las tomas que desde sector ascendente como Bolimir o El Valle. El olor es insoportable y nauseabundo, además que por ser una zona estudiantil, afecta a propios y extraños que ven clases en el Iutet. Desayunar o almorzar se hace inaguantable para los académicos y el curso del agua "piche" inunda hasta las paradas de transporte público.

Negociación

El inspector jefe Adrián Valenzuela, comandante del departamento rural 31 de las Fapet; acudió en apoyo a la gestión de los sargentos que representan a la Guardia del Pueblo. Con su gestión y mediante una inteligente negociación entre los integrantes de las fuerzas castrenses con el estudiantado, no se llegó a trancar la vía de forma severa, para beneplácito de los obstinados transeúntes por este sector desahuciado de Venezuela.

El ingeniero municipal Atilio Salazar fue contactado, así como un colega suyo de apellido Silva. Estos afirmaron a la comunidad afectada que enviarían tanques para el chequeo de las cloacas, así como unos funcionarios de Hidroandes que llegarían hoy martes, aunque se esperaba que pudieran estar presentes en la misma tarde de ayer.

Correo: pasoz60@hotmail.com

Fuente info

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir