sábado, 1 de mayo de 2010

Turismo de aventura, el placer de lo inesperado

El turismo de aventura esta aumentando rápidamente su popularidad en todo el mundo, ya que los turistas buscan vacaciones inusuales, diferentes de las típicas de sol y playa. La gente busca alejarse de las multitudes y la rutina, para entrar en contacto con la naturaleza y los espacios ricos en biodiversidad.

Cada vez es mayor el número de personas en busca de nuevas emociones, de sensaciones distintas a lo que tradicionalmente encuentran en el turismo de sol y playa o en el turismo rural. En definitiva, algo que les permita evadirse de la rutina diaria y que los ponga a prueba. El turista de aventura es amante de la exploración en áreas remotas, donde puede esperar lo inesperado.

Podríamos decir que el turismo activo y de aventura es aquel que se practica sirviéndose básicamente de los recursos que ofrece la propia naturaleza en el medio en que se desarrolle, sea este aéreo, terrestre o acuático. No se trata de una práctica nueva, sin embargo es en fechas mas recientes cuando ha adquirido una mayor fuerza. Los viajes generalmente tienen como fin realizar actividades recreativas, asociadas a desafíos impuestos por la naturaleza.

Este tipo de turismo también se relaciona directamente con los deportes de riesgo o aventura, donde la gente tiene por objetivo pasar momentos de adrenalina a cambio de un poco riesgo. El turismo de aventura tiene como objetivo principal el fomento de las actividades de aventura en la naturaleza.

Los turistas pueden encontrar y satisfacer su búsqueda por mejorar su condición física, reducir la tensión y por lo tanto mejorar su estado emocional y físico, así como vivir la experiencia de logro al superar un reto impuesto por la naturaleza, en donde la experiencia es solo entre la naturaleza y el turista, por lo tanto quedan excluidas las competencias deportivas o denominadas actividades extremas, en donde el reto es contra el tiempo o contra el hombre mismo.

El perfil de las personas que prefieran el turismo activo es bastante amplio y heterogéneo. Generalmente, son hombres y mujeres con un nivel medio, incluso, medio-alto, de entre 18 y 50 años. El mayor porcentaje corresponde a personas menores de 35 años.

Conviene precisar que no es necesario contar con experiencia para la práctica de este tipo de actividades ni con una preparación física especial; basta con tener motivación y espíritu de aventura. El material, los conocimientos y la seguridad necesarios serán aportados por las empresas operadoras y los guías.

En definitiva, el turismo activo es practicado por todos los que sientan un especial atractivo por la ruptura total con la realidad y busquen emociones que les permitan salir de la rutina de las grandes ciudades. Y en ese posible grupo de usuarios se pueden encontrar desde particulares, pasando por escolares, hasta trabajadores de una empresa.

Algunas de las actividades mas populares entre los amantes del turismo de aventura son: En tierra: cabalgata, caminata, canonismo, ciclismo de montaña, escalada, montañismo, rappel. En aire: paracaidismo, vuelo en parapente, ala delta, globo aerostatico o ultraligero. En agua: descenso de ríos o rafting, kayaquismo, pesca recreativa, buceo, espeleobuceo, es decir en cuevas submarinas.

Venezuela cuenta con lugares ideales para la practica de todas estas modalidades del turismo de aventura, razan por la cual cada día son mas las empresas operadoras, los guías especializados y, como ya dijimos, el numero de personas que prefieren este tipo de turismo activo y en contacto con la exuberante naturaleza con que cuenta nuestro país, cuya biodiversidad geográfica incluye 2.800 Km. de costas, llanos, la cordillera de los Andes, desiertos, sabanas del macizo guayanés, selva amazónica, grandes ríos, archipiélagos y mucho mas.

Cabe destacar que Venezuela es uno de los países mas avanzados en materia de conservación de recursos naturales, ya que más de 40% del territorio se encuentra en condición de zonas protegidas, refugios y reservas de agua, monumentos naturales y reservas forestales. Nuestro país cuenta con más de 40 parques nacionales, más de 20 monumentos naturales, varias reservas forestales y numerosos biomas y más de 25 ecosistemas.

Un país perfecto para los que prefieren el turismo de aventura, naturaleza, ecoturismo y en general lo que se conoce como turismo activo.

Fuente info

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir